Un estudio, dirigido por el Profesor Broom, del Centro para el Bienestar animal de la Universidad de Cambridge, ha reafirmado, una vez más, que los cerdos son seres muy inteligentes y sensibles (hasta el punto de que son conscientes de su propia existencia). Por otro lado, pese a la imagen que se nos transmite de animal sucio, en la naturaleza los cerdos son extremadamente limpios.
En este vídeo se puede apreciar en sus ojos cristalinos la felicidad que siente cuando lo acarician.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

CommentLuv badge