He aquí una muestra para que no digan que los gatos no son cariñosos. Nada más llegar su dueño a casa, baja corriendo y maullando para saludarlo. Se ve que lo echaba de menos.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

CommentLuv badge