Este tierno vídeo, en el que un perro de raza Labrador cuida de un niño con síndrome de Down, nos muestra en estado puro el Amor (que es lo único que puede cambiar el mundo). Este lenguaje universal no entiende de barreras ni prejuicios de ningún tipo.
Resulta increíble el cuidado con el que el perro le acaricia y le demuestra su cariño. Toda una lección de amor.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

CommentLuv badge